sábado, 25 de mayo de 2013

Sobre el matrimonio en el siglo XIX en Inglaterra y en Escocia

SOBRE EL MATRIMONIO
EN INGLATERRA Y ESCOCIA SIGLO XIX

Los escritores debemos tener un saber enciclopédico, por eso es muy útil tener una buena biblioteca en casa o amigos informados, maridos enciclopédicos o novios con estas cualidades...
Lo cierto que para escribir La promesa del Escoces- publicada recientemente en amazon, debí consultar información muy específica en inglés, que quiero compartir con ustedes pues nunca se sabe cuando podremos necesitarlos.
Navegando en la web encontré una sección de google llamada google doc. donde están los libros técnicos sobre temas específicos, extractos de sus capítulos y dónde comprarlos.
Así fue que dí con una joyita llamada :Los matrimonios irregulares en Escocia por el autor Luis Arechederra donde explica por qué los jóvenes ingleses rebeldes y enamorados se fugaban a Gretna Green para casarse en el siglo XIX, porque al parecer en ese lugar de EScocia no era necesario el consentimiento paterno para casarse. Y explica con detalles las diferencias entre los matrimonios celebrados en Inglaterra y en Escocia.

Les dejo el enlace para que lo vean
 http://books.google.com.uy/books?id=bpUKr9YJWO4C&pg=PA17&lpg=PA17&dq=el+matrimonio+en+Escocia&source=bl&ots=ZsGl1MVU-h&sig=9fCrSZF7VKyEIGInxmgdXHCh0yc&hl=es&sa=X&ei=TLegUfqQNZPU8wSijIGQCQ&sqi=2&ved=0CFwQ6AEwCQ#v=onepage&q=el%20matrimonio%20en%20Escocia&f=false

Hubo una ordenanza llamada de Lord Hardwicke de 1757 vigente hasta 1838 en la cual los contrayentes debían casarse frente a un reverendo ordenado por la Iglesia Anglicana y tener el consentimiento de sus padres en el caso de un menor de edad esto era menor de 21 años. Por esta razón quienes no tenían la edad permitida se fugaban a EScocia para casarse y este matrimonio era válido en Inglaterra y no podía deshacerse.
Hubo casos tratados en los tribunales eclesiásticos de Inglaterra donde jóvenes se comprometían en Gretna Green y se juraban amor eterno y se casaban como en broma, y luego quedaban atados de por vida. Una joven solicitó la anulación porque se casó a los 17 años con un joven pero luego se separaron y ella quería casarse con su nuevo amor y solicitó la nulidad del mismo diciendo que no había sido consumado y que no había pasado un solo día en Escocia.
A raíz de la gran cantidad de matrimonios "clandestinos" fugas románticas, etc, es empezó a regular con ciertos requisitos los matrimonios celebrados en este santuario de enamorados fugados. Exigieron que los contrayentes siendo ingleses vivieran un año en EScocia, y veinte días previos a la boda.
Hecha la ley hecha la trampa.
Los matrimonios de entonces debían ser anulados para que los contrayentes pudieran casarse de nuevo, porque el divorcio estuvo prohibido en la era victoriana, y aceptado en distintas etapas, pero aunque se concedían por injurias graves, maltrato físico, abandono del esposo no era igual para el hombre que para la mujer. El hombre tenía prioridad para pedir el divorcio en el caso de adulterio, esterilidad, falta de consumación del matrimonio. Podía hacerlo, pero no lo hacía... No olvidemos que la era puritana de Inglaterra tenía una moral rígida donde el divorcio era un estigma, una mancha para hombres y mujeres y además si lograban tener el divorcio no podían volver a casarse hasta que uno de los cónyuges muriera. Así que para qué divorciarse?
La mujer podía pedir el divorcio solo en caso de violencia extrema con riesgo de vida, y socialmente era mucho más estigmatizada que el hombre por supuesto.
Además al casarse perdía la administración total de sus bienes, no podía disponer libremente de ellos sin la autorización de su marido.
Muchas mujeres comenzaron a revelarse contra tanta injusticia pero las leyes de sufragio, y de divorcio tardaron un siglo más en aparecer.
En cuanto a Escocia, en los períodos mencionados anteriormente averigué que existía el matrimonio a prueba (historias de highlanders rubios pura hormona que tomaban esposa y solo se casaban cuando demostraba que era capaz de engendrar) matrimonios por unión consensual (despectivamente se dice aquí concubinato palabra que suena mal) y que luego esas uniones de la convivencia, el nacimiento de hijos se convertía en legal en un testamento, o años después de esta cohabitación. No había un control o una norma que obligara a los escoceses a casarse en una iglesia o ante el sheriff como en Inglaerra.  Y sí existía el divorcio, pero era el hombre que debía pedirlo, y a fines del siglo XIX se comenzó a reglamentarlos formalmente pensión tenencia de los niños, y esto último en Inglaterra seguía siendo potestad del hombre. Sin embargo los divorcios a fines de siglo fueron en aumento en Escocia.
Ahora sabemos por qué nuestras bisabuelas no se divorciaban, ja,ja,ja!! ¿No han escuchado que el matrimonio es aguantar (para la mujer claro)? Y que la juventud de hoy día se divorcia porque no aguanta nada?
Pues yo creo a modo de reflexión que aguantamos durante siglos, milenios, que caímos en la trampa del matrimonio creyendo que vivíamos un cuento de hadas romántico, y que luego debimos soportarlo todo y agradecer no tener un marido loco y violento, bebedor o de costumbres perversas.
Por eso nuestra genética ha evolucionado, cambiado, ya no soportamos el maltrato ni a un tipo que no sepa algo tan básico como es hacer feliz a una mujer.
Hoy día siguen los prejuicios contra el divorcio, en el año 2013 lo que es una prueba de que la tecnología y las leyes y todos los adelantos de la ciencia van a años luz de nuestros pensamientos y costumbres sociales y de mentalidades.

4 comentarios:

  1. Hola, pasamos para invitarte a un sorteo que quizás sea de tu interés, el premio es la realización de la portada de tu libro, blog novela, cuento…cualquier obra literaria que tengas lista o en proceso, para más detalles puedes consultarla en el siguiente link:
    http://rbcbook.blogspot.mx/2013/11/por-primera-vez-sorteo-gana-el-diseno.html
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me encantaría saber, si es que lo sabes, cuáles eran los ritos el día de la boda en Escocia en esa época? Estoy trabajando en una novela y me sería útil este dato. Si tienes algo de información que me pudieras compartir, mi mail es mariasol_raffaeli@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. Bueno, los escoceses no eran tan afectos al matrimonio, vivían en amasiato como bien lo explica este post.
    Si deseas más información debes investigar en internet en los libros que señalo aquí.

    ResponderEliminar