domingo, 29 de julio de 2012

Preciosa reseña en el blog hadas verdes

Hoy me acaban de enviar un meil para avisarme de la preciosa reseña que me han hecho en el blog literario
hadas verdes.
Gracias José y compañía, realmente les ha quedado precioso

http://lashadasverdes.blogspot.com/2012/07/camila-winter-phoebe-willows-autora.htm

sábado, 28 de julio de 2012

Tiempos oscuros

Hoy no voy a hablarles de las novelas históricas ni a darles consejos basados en mi experiencia como autora novel.
Hoy quiero hablar de los capítulos más oscuros de la historia, una especie de reseña de "historia de la perversidad", esos hechos que nos señalan como perversos, demonios, seres crueles y despiadados. Y de esos crímenes que se cometieron "en nombre de la fe".

Alguien dijo que es necesario conocer la historia para saber hacia dónde vamos, y también para saber quiénes somos, y es verdad.

Hoy día, en el siglo XXI el ser humano común se horroriza ante los asesinatos de un demente en Colorado EStados Unidos, y contempla impotente las masacres y todas las crueldades y horrores de este mundo y se pregunta si acaso este es el reinado del maligno o la apocalipsis.
En mi modesta opinión les diré que la humanidad es el resultado de un montón de nefastos acontecimientos, y que aunque todo parezca perdido no lo está, que también hay gente realizando milagros, ayudando al prójimo, aportando su granito de arena pero como eso no se ve, no tiene publicidad pareciera que todo lo malo es lo que está ocurriendo en el mundo. Porque así como el hambre es negocio las maldades del mundo también...

Mirando hacia atrás diré que en los tiempos pasados, cuando se fundaron las ciudades del medioevo un hombre condenado a la picota o las ejecuciones públicas eran el espectáculo del día. Y ni que hablar de la quema de brujas, la quema de estas mujeres, fueran brujas, viejas o curanderas solitarias fueron epidemia en la vieja Europa y luego en América. Recuerden el triste caso de las brujas de Salem.
Quienes presenciaban las ejecuciones eran gente común, gente rica, gente "ilustrada", porque presenciar esos sanguinarios espectáculos era similar que asistir a una obra de teatro, una distracción más y la gente quería ver y muchos disfrutaban salvajemente con el espectáculo.
Imaginarnos a nosotros presenciando esos horrores es imposible, jamás habríamos tolerado ver semejante horror y sin embargo en las películas de terror se recrean imágenes similares y hay quienes disfrutan mucho de ese género.
La santa inquisición, las cruzadas, id y combatid a los herejes, todo lo que se oponía al santo dogma de la iglesia católica era brutalmente sofocado. Así la ciencia debió sufrir un atraso considerable en sus descubrimientos, el medico que descubrió la circulación pulmonar MIchel Servet fue condenado a muerte por sostener su teoría solo porque la Iglesia no estaba de acuerdo y la lista de mártires es larga...

Luego las guerras de religión, que aún continúan, la horrible matanza del día de San Bartolomé en francia (24 de agosto de 1572) donde los católicos instigados por la perversa reina Catalina de Médicis dan muerte a todos los hugonotes de Paris,  2.000 en París y de 5.000 a 10.000 en toda Francia (fuente de Wikipedia) solo demuestra la maldad que había en ese mundo y que aún persiste.

Solo que hoy existe las naciones unidas, los derechos inviolables de los seres humanos y entre todas las crueldades, masacres y guerras que existieron hoy nos horrorizamos y las masas emergentes de la revolución industrial hoy formamos una sociedad más justa donde el arte y la recreación afortunadamente no es ir a presenciar la ejecución de la bruja de la aldea.

Y quienes se horrorizan de la violencia, y de la crueldad humana que lea alguna biografía de Catalina de Médicis una de los personajes más perversos y oscuros de la humanidad, de Juan sin tierra o Enrique VIII  o que lea un poco de historia, le ayudará a comprender que siempre existió la maldad, que esta forma parte de este mundo,  y que tal vez nos tocó vivir en un tiempo más justo, en un lugar maravilloso donde no hay guerras absurdas, ni terremotos ni horribles enfermedades.

Hemos evolucionado en cuanto a tecnología, a avances de la ciencia y la medicina, en la búsqueda de la felicidad y el bienestar, pero en cuanto a nosotros como sociedad, como seres humanos, la evolución es mucho más dificil, más lenta.  El dinero ha ganado demasiado terreno, dinero, poder, la conversación da para mucho más.
La maldad perduró, pero la bondad del ser humano también, afortunadamente... Porque el ser humano no es ni lo uno ni lo otro, es una compleja historia de muchas cosas y si hoy día nos quejamos de la violencia, del egoísmo y de tantos otros males deberíamos mirar a nuestro alrededor y pensar que muchas cosas están fallando. Aquellos encargados de frenar el egoísmo, la maldad, la codicia jamás han sido efectivos ni han podido (o querido ) cumplir su cometido. Las cárceles, las religiones, la medicina, las leyes ni la ONU, ni la política ni la anarquía, y tampoco el Amor, que tenía como fin mejorar al ser humano ha podido con la pesada carga. Porque en ocasiones prima el egoísmo y el amor de nuestros seres cercanos a veces también se agota, ni que hablar del amor romántico.
Y sin nada que lo ayude, que retenga su maldad innata, puede salir un loco como el de Colorado a disparar contra inocentes, me aterra a pensar que en mi rincosito del mundo este país hermoso y tranquilo, pueda ocurrir algo semejante, que un loco enfermo un día se levante cruzado y destruya algo hermoso como es la vida humana.




lunes, 23 de julio de 2012

Homenaje en Uler web

Hoy me hacen un homenaje en Uler, se llama conoce a Camila Winter. Con una estupenda presentación. Gracias chicas de Uler!!!!



Ulerweb.blogspot.com

viernes, 13 de julio de 2012

Costumbres de otros tiempos



Hola, hoy les voy a hablar de la vida de una dama en el siglo XIX haciendo una pequeña sintesis de los usos y costumbres de la buena sociedad de antaño. Utilizando como fuentes libros de historia, entre ellos el que tanto  he mencionado aquí, la vida privada en el transcurso de los siglos XVIII y XIX.

Un poco de historia
Nace una niña en el seno de una familia pudiente, la misma es confinada a la nursery, habitaciones alejadas de sus progenitores, comandada por una nodriza, ama de leche, quien cuida amamante y vigila celosamente a su retoño. Pues las damas de antes no solían amamantar, costumbre que solo empleaban la clase pobre. Aunque había excepciones por supuesto...
Nacían niños con frecuencia y pocos llegaban a sobrevivir en esos tiempos donde el cólera, la tuberculosis y un montón de enfermedades hacían estragos entre la gente menuda.
No existía el antibiótico y como anécdota les contaré que a mi país Uruguay recién llegó en el año 1952 la famosa y exitosa penicilina y un grande Ruben Rada cantautor contaba en una entrevista que siendo un niño de dos años enfermó de tuberculosis por las malas condiciones en que vivía con su familia. Que estuvo internado en un hospital público especializado en el tratamiento de la enfermedad y que debió esperar un año para curarse definitivamente pues el famoso anitibiótico que usamos hoy cuando sufrimos infecciones de garganta no había llegado a mi país. Así que se imaginarán, las bacterías hacían estragos entonces, no solo la tuberculosis (padecida principalmente por la gente pobre) sino la viruela, meningitis, encefalitis y un montón de plagas que padecían los niños. Por eso se los bautiza rápidamente días después de nacido por esa creencia de que los niños no bautizados iban al limbo si no recibían ese importante sacramento y morían poco después de su nacimiento.

Pero digamos que nuestra pequeña logró sobrevivir a las 7 plagas de Egipto porque como mujercita que era era fuerte desde el inicio, lista para luchar y soportar lo que fuera en estea vida injusta.
Pasa su infancia jugando con muñecas de trapo, con sus hermanos pequeños, educada rígidamente y luego recibe clases en su casa de campo por una institutriz, hasta que su madre que era muy sonob escucha algo de un internado suizo para señoritas... Donde se les enseñaba modales, cultura general y se las preparaba para su debut en sociedad...
Los internados sin embargo se hicieron más comunes durante el transcurso del siglo XIX. Hay algunas novelas de la querida Victoria Holt que mencionan esa experiencia "La luna del cazador"  por ejemplo.
Y en ella muestra porque esta escritora escribía cinco horas diarias y dedicaba otro tanto a estudiar historia, cómo eran los internados de entonces, donde no se les exigía demasiada inteligencia o conocimiento sino que eran lugar para sociabilizar que tenían las clases altas de entonces.

El internado para  modales queda atrás y nuestra joven educada regresa a Paris, a Londres, o a la ciudad que prefieran junto a su familia. Se la prepara para pescar un marido adecuado porque en ello han trabajado siempre todas las madres desde que el mundo es mundo como dijo una vez una escritora norteamericana Brenda Jagger.
El matrimonio es un asunto serio y no solo la madre se esmera en esta noble tarea, su padre, sus tíos, y hasta una casamentera tía solterona de intachable reputación, bien relacionada... Toda ayuda es poca.
También al muchacho le preparan para este momento, aunque los hombres suelen tener más libertad de elección, se busca siempre unir fortunas, abolengos pues el matrimonio es un asunto de vital importancia que no debe ser tomado a la ligera.
Al márgen quedan las fugas románticas, jóvenes seducidas por cazadotes, o enamorados que se enfrentan a la oposición familiar y huyen del país o de la ciudad. Estas escapadas comienzan en el romanticismo (finales del siglo XVIII) y creo que toda familia que se precie de importante tiene algún episodio de esta especie en su historia familiar.
Pero este desliz es convenientemente tapado, enterrado junto a otras anomalías escandalosas. Una hija con la temible tara hereditaria por ejemplo, quizás producto de algún casamiento entre primos, podía llegar a arruinar el matrimonio más brillante de su hermano, hermana.
Un desliz amoroso y la reputación de la joven quedaba arruinada, y esto no es un simple argumento muy usada por nuestra Amanda Quick en sus novelas de los noventas, es una realidad.
Escasa dote, escasa belleza, una parienta loca, reputación arruinada y si estas cosas no hacen que la pobre Annie se quede solterona para siempre, todavía falta lo mejor: es que la pobre es muy menuda, y enfermiza. No había nada que espantara tanto a los hombres como atarse a una esposa debilucha que solo le daría hijos débiles, enclenques.

Si Annie no tenía ninguna de estas pestes, y era bonita y rica, entonces era seguro que entre los 18, 19 o 20  y poco se casara con un caballero de buena familia.
Usaría un vestido blanco como símbolo de pureza, flores de azahar y hasta haría un viaje de luna de miel si se casaba después de 1850 aproximadamente.
Luego de una noche de bodas sin penas ni gloria a pesar de que muchas otras heroínas de la literatura la pasaron "bomba" se convertiría en señora y asumiría sus obligaciones como tal...
Y nada de pasar trabajos. La dama de esos tiempos tocaba el piano, cantaba si tenía buena voz, leía poesía y novelas, se reunía con sus amigas selectas formando una liga dedicada a la beneficencia y controlaría muy lánguidamente a la servidumbre. Pues para eso estaba la temible ama de llaves, con su andar recio y tintineante...

Llevaría dos vestidos distintos o más en el día, el primero para usar de mañana, otro para salir, y uno muy especial para la noche por si había invitados a cenar. La cena era siempre un momento muy especial que reunía no solo a la familia sino también a los amigos y allegados.
Annie asistiría a fiestas y una vez a la semana recibiría en su propia casa. Una velada musical, reunión de artistas, amigas casadas, militares (muy apreciados en Francia)...
Hasta que su estado la obligaría a recluírse.
Cuenta la escritora Brenda Jagger que en Estados Unidos durante el siglo XIX, nadie mencionaba estar encinta, era de mal gusto y que para la protagonista de su novela era una mala noticia su preñez pues cuando esta fuera notoria debería quedarse en su casa a esperar que naciera su hijo y que eso la confinaba en su casa, apartada de toda vida social.
Luego llegaban los niños, y eran severamente apartados de las reuniones sociales, ni siquiera formaban parte de las comidas sino que permanencias en las habitaciones apartadas.
Annie se dedica con ahínco a la beneficencia y se convierte en una estupenda anfitriona, ser invitado a sus reuniones es todo un honor.  Se sirve té y bocadillos, el té era una bebida cara y muy fina, el café y el chocolate importado de América no fue de uso frecuente hasta finales del siglo XIX.
 Sin embargo esos ancestros conversaban, compartían ideas, no tenían prisa ni estrés. La sociabilidad era muy importante, se casaban entre familias y entre familias había largas amistades o enemistades.
Al márgen quedaban los célibes, homosexuales (quienes se atrevieran a confesarlo por supuesto) los locos o las personas de mala vida, excluidos de ese cuadro con matices pero perfectamente acomodado a la sociedad de entonces



Oferta especial en amazon

HOla seguidores, amigos, lectores y curiosos, quería avisarles que mi novela el corazón de la doncella(en ebook) estará en promoción hasta el fin de semana a la módica suma de un Euro, un dolar (aunque en amazon.com siempre está un poco más cara por los i mpuestos que se pagan en Estados Unidos). Aprovechen. Besos!!!

jueves, 12 de julio de 2012

Solo por hoy gratis Retrato de Francine

Hola, quería avisarles que solo por hoy estará gratis Retrato de Francine en todas las tiendas amazon, aprovechen, con un click. Novela breve de mi autoría ambientada en la bohemia parisina, una historia de amor entre un pintor y su musa...
http://www.amazon.es/Retrato-de-Francine-ebook/dp/B008E7KLX2/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1342115731&sr=8-1