domingo, 13 de mayo de 2012

Curiosidades de la revolución francesa

María Antonieta con sus hijos
La revolución francesa es tema complejo para la historia, compuesto de varios períodos. Al principio vemos al pueblo hambriento y enardecido perdiendo el respeto a los nobles, quienes ya no podían siquiera pasear en sus hermosos carruajes sin ser insultados o golpeados. Y se dan ciertos hechos que de cierta manera precipitan la revolución. Y son en primer lugar un rey Luis XVI de carácter débil, con una esposa austríaca María Antonieta (la reina de la frivolidad y ostentación), una serie de malas administraciones.
En la privacidad este rey, casado a temprana edad con Maria Antonieta, hija de la espléndida Teresa de Austria, no podía consumar su matrimonio por padecer fimosis. Debió ser operado por sus cirujanos para lograr engendrar su heredero. Pero mientras tanto, las habladurías sobre la reina crearon una mala imagen del monarca y su esposa.
 Hubo epidemias en las cosechas de trigo, subas de impuesto exageradas y también muchas intrigas cortesanas. Alguien dijo una vez que de haber vivido su antecesor el rey Luis XIV llamado el rey sol, este desastre jamás habría ocurrido.
Es sabido que los nobles no vieron la gravedad de la situación que se les avecinaba, jamás imaginaron que sus cabezas rodarían y serían colgadas en la calle de París. Ni que se verían obligados al destierro, los que pudieron escapar... Porque ni la reina pudo, dicen que sus manos la delataron. Que los captores (zorros ladinos) observaban las manos de aquellos que viajaban de un estado a otro y descubrían a los nobles por este detalle.
 Los historiados no se ponen de acuerdo(cosa nada extraña por cierto) sobre los motivos que precipitaron la revolución, algunos dicen el hambre de esos 10 millones de campesinos, su descontento, los antiguos abusos de la nobleza, el despilfarre largo y prolongado del rey y su corte... Y se menciona a esa clase burguesa integrada por mercaderes comerciantes burgueses como quieras llamarles, ese grupo fue el que articuló los resortes para convertirse luego de la revolución en la clase pujante.
 Una profesora de historia dijo que los nobles acostumbraban a encargar vestidos, y a vivir como reyes sin pagar jamás sus cuentas.
Todo influyó. La revolución francesa fue la más sangrienta que se recuerde, con detalles horrendos, muchas cabezas rodando en la bastilla prisioneros nobles incontables en la concergerie. Pocos o tal vez ninguno escapaba de esa prisión con vida.
 Los reyes fueron decapitados, la reina María Antonieta fue juzgada y condenada a morir. Asitió al juicio con el cabello blanco, demacrada como si su horrible estadía en prisión le hubiera arrebato no solo la belleza sino la juventud. La pobre mujer fue acusada de varios crímenes y llevada a la bastilla.
Su hijo no sobrevivió mucho más y murió, víctima de las horribles torturas que padeció en manos de sus carceleros, un año después.
Leyendo los hechos me indigna mucho ver el poco respeto por la vida humana en lo que los nobles y muchos más llamaron la época más negra de la historia de Francia.
Pero como bien dice el refrán quien las hace las paga, el astuto intrigante Robespierre (un abogado que comenzó con la arenga mucho antes de la revolución) Dantón otro carnicero que ordenó la muerte de sus adversarios (como el primero de los nombrados) todos fueron llevados a la bastilla.
A la revolución siguió la época del terror donde cualquiera que hablara mal de la revolución terminaba en prisión o en la guillotina. Hubo pequeños movimientos que se opusieron y fueron sofocados de forma sangrienta.
El asunto se les fue de las manos a ese grupo de locos fanáticos que proclamaban libertad, igualdad y fraternidad a voz de jarra pero no sabían como diablos frenar la masacre de nuevos inocentes.
Debió llegar el arrogante petiso llamado Napoleón que decía que las mujeres solo servían para hacer hijos y para "aquello" para que francia recuperara la cordura. El corso era hijo de nobles gentiles, pero él se decía militar y sin rango, la ambición hizo que se autoproclamara emperador de Francia (o tal vez fueron los franceses agradecidos por tener un poco de paz...) lo cierto que comenzó un nuevo período para este país.
Con el tiempo algunos nobles regresaron lentamente a Francia y recuperaron sus tierras, pero nadie se animó hasta mucho después ostentar algún titulo de nobleza.
Es en este período que la escritora Victoria Holt ubica su novela el rey del castillo, y en Inglaterra Jane Austen publicaba sus primeras novelas. Es la época de la regencia de la que hablaré en otra oportunidad.

Luis XVI
Nota. Todos mis artículos fueron basados en libros de historia y también en documentales de la bbc que oportunamente he visto, más comentarios de amigos historiadores muy cercanos a mí. Aunque los pensamientos y reflexiones son enteramente míos.


10 comentarios:

  1. GRACIAS CAMILA POR RECORDARNOS LA HISTORIA-EXCELENTE TU APORTE-LEI MUCHOS DE VICTORIA HOLT INCLUIDO EL QUE NOMBRAS Y SON TODOS MUY BUENOS-JANE AUSTEN TAMBIEN-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de Victoria Holt es que sus novelas tienen suspenso, romance y te atrapan. Me gustó mucho la nombrada y la señora de Mellyn, aunque he leído un montón de ellas. Qué suerte que te guste, es un clásico.Besossss

      Eliminar
  2. Hola Cami
    Mi novela "Vuelve a mí" pasa por un ladito de la revolución aunque no la toca directamente ni durante todo el tiempo en el que se desarrollo. Me gusta mucho este suceso, creo que se puden ambientar hermosas historias en esta época.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno, no sabía, todavía no llegué a esa parte. Es cierto es una época preciosa, es el final de una era antes del caos. La moda, la corte, las extravagancias y los modales exquisitos, el arte...preciosa época.
    besos Mary gracias por interesarte

    ResponderEliminar
  4. Muy interesantes todas tus entradas, Camila. Te felicito por el estreno de blog.

    Besos y éxitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Anna,me alegro que te gusten mis post de historia, gracias por comentar, besosssss

      Eliminar
  5. Pobre María Antonieta. En mala hora se casó con Luis XVI. Robespierre, Danton, y sobre todo Marat tenían serios trastornos de la personalidad, lo cual explica la carnicería de que hicieron gala. Al final terminaron matándose entre ellos. Interesante entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Martín! La revolución francesa fue el episodio más negro de la historia de Francia, aunque hubo otros, fue un alivio que los locos se mataran entre sí. Lástima que antes de recibir su merecido, estos dementes hicieron una verdadera matanza de inocentes

    ResponderEliminar
  7. Un lujo tus entradas Camila. Te agradezco la información, es muy interesante y siempre aunque hayas leído libros de historia, algo se nos escapa.
    ¡Gracias! Un beso Lou.

    ResponderEliminar
  8. La Revolución Francesa es una astilla clavada en el corazón de Francia desde 1789. Pero la verdad de la Revolución, que al mismo tiempo revoluciono el mundo (influyó en las revoluciones americanas contra el imperialismo español, al mismo tiempo que creó un importante trastorno en Europa hasta 1815). Fue sangrienta y debo decir -por mucho que me apene- que no sirvió de nada. Tal como dices, con la llegada de Napoleón se olvidó la república y se volvió a la monarquía bajo el Imperio Francés (invasión de territorios europeos, y en el caso de España: Guerra de la Independencia contra los franceses 1812-1814). Hay un sinfín de detalles históricos unidos a la Revolución Francesa y la llegada de Napoleón que son atractivos a la hora de crear el marco histórico para escribir novela romántica: historia, arte y moda.

    ResponderEliminar